Otros / Acertijos
17
Jueves
17 de agosto de 2017
06 :13
Síguenos al día
Siguenos
  • Polls

    ¿Quién es el culpable de la crisis?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...
  • Inicio / Otros / Acertijos

    Acertijos

    Pagina 1 de 212

    El desfile del día de San Patricio

    Durante un día de desfile de San Patricio, hace poco, se desarrolló un interesante y curioso acertijo. El Gran Mariscal dio la noticia usual anunciando que “los miembros de la Honorable y Antigua Orden de los Hibernos desfilarán a la tarde si llueve a la mañana, pero lo harán a la mañana si es que llueve a la tarde”. Esto dio origen a la
    impresión popular de que se debe contar con que lloverá con seguridad el Día de San Patricio. Casey alardeaba que “durante un cuarto de siglo había desfilado en la parada militar del día de San Patricio desde que era un muchacho”.
    Pasaré por alto las curiosas interpretaciones que pueden hacerse a partir de este comentario, y diré que, como la edad y neumonía superaron finalmente a Casey, él se marchó junto con la inmortal procesión.
    Cuando los muchachos se reunieron nuevamente para honrarse y honrar a San Patricio el 17 de marzo, descubrieron que había en sus filas una vacante tan embarazosa que arruinó el desfile y lo convirtió en una procesión fúnebre invadida por el pánico.
    Los muchachos, según la costumbre, se acomodaron en filas de diez, y marcharon una o dos manzanas en ese orden con sólo nueve hombres en la última fila, donde Casey solía marchar a causa de un impedimento en su pie izquierdo. Click here to read more »

    Las tres novias

    El viejo Moneybags hizo saber que daría a cada una de sus hijas una dote equivalente a su peso en oro, de modo que con toda rapidez estas consiguieron pretendientes adecuados. Todas se casaron el mismo día y, antes de ser pesadas, todas comieron una tarta de bodas extremadamente pesada, lo que alegró mucho a los novios. En conjunto, las novias pesaban 396 libras, pero Nellie pesaba 10 libras más que Kitty, y Minnie pesaba 10 libras más que Nellie. Uno de los novios, John Brown, pesaba tanto como su novia, en tanto William Jones pesaba una vez y media el peso cíe su novia, y Charles Robinson pesaba el doble que su novia. Las novias y los novios, en conjunto, pesaban 1000 libras. El acertijo consiste en decir los nombres completos de cada una de las novias después de que se casaron.

    El puzzle del collar

    Aprovecharé la ocasión para señalar que el hecho de que mis acertijos sean muy conocidos no implica que todo el mundo conozca las respuestas. Las respuestas correctas de algunos de los más populares jamás han sido publicadas y, por lo que sé, tampoco han sido descubiertas. Ejemplificaré este punto presentando el “Acertijo del collar”, que mostré varios años atrás y que hace que cada persona que lo ve crea que podrá resolverlo de inmediato. Sin embargo, no recuerdo que nadie haya encontrado la respuesta correcta.
    Está basado en una transacción comercial cotidiana, y destinado a demostrar hasta qué punto se equivoca la persona común cuando se trata de hacer algo que demanda un mínimo de habilidad o conocimiento matemático. Está desprovisto de cualquier tipo de trampa o subterfugio, y no hay en él ningún “eslabón perdido” misterioso. Fue propuesto a los principales joyeros y orfebres de Nueva York, quienes dijeron que no emplearían a ningún vendedor que no pudiera dilucidar una transacción tan simple y, sin embargo, ninguno de ellos dio la respuesta correcta. Click here to read more »

    El hombre de la azada

    El siguiente acertijo, muy simple, está tan despojado de dificultades matemáticas que vacilo en presentarlo. Sin embargo, al igual que el celebrado poema de Edwin Markham, creo que abre el camino a interesantes discusiones. Parece ser que, a cambio de cinco dólares, Hobbs y Nobbs accedieron a plantar un campo de patatas para el granjero Snobbs. Nobbs puede sembrar una fila de patatas en cuarenta minutos y cubrir el surco con la misma velocidad. Hobbs, por su parte, puede sembrar una fila en sólo veinte minutos, pero en el tiempo que él cubre dos surcos, Nobbs cubre tres.
    Suponiendo que ambos hombres trabajen constantemente hasta sembrar todo el campo, cada uno de ellos sembrando y cubriendo lo suyo, y suponiendo además que el campo consiste en doce filas como lo muestra la ilustración, ¿cómo habría que dividir los cinco dólares para que cada uno de los hombres recibiera la cantidad proporcional a la tarea
    cumplida?

    La vieja Torre Beacon

    Los turistas que se han tomado vacaciones estivales en la costa de Jersey están familiarizados con la vieja Torre Beacon de Point Lookout. Las ruinas de esta torre, que funcionó como faro durante más de medio siglo, se yerguen en su última etapa de disolución sobre un arrecife rocoso que se interna en el mar. La ilustración que presentamos ha sido tomada de un boceto hecho hace unos cincuenta años, que obtuvimos de un anciano residente que está ahora en su nonagésimo sexto año de vida. Recuerda que la torre fue erigida cuando él era niño. Todo el condado se sintió honrado por el acontecimiento, y había pocas personas en el vecindario que no creyeran que la vieja torre no era un poquito más alta que la torre de Babel. Ahora sólo queda un maltratado poste de unos sesenta pies de altura, ya que las escaleras fueron destruidas por un incendio hace más de veinte años. Pero tanto la ilustración como los registros del condado demuestran que la construcción tenía originariamente 300 pies de altura. Esta era entonces una altura indudablemente respetable. Durante más de un siglo, la capacidad de concebir alturas en la ciudad de Nueva York era decir: “Tan alto como la aguja del campanario de Trinity Church”. Pero los tiempos han cambiado desde entonces, y recientemente el venerable capellán de Trinity se quejaba de que los muchachos del edificio de oficinas vecino tiraban cosas sobre la aguja del campanario. Click here to read more »

    Los cubos de Platón

    A menudo se hace referencia a la clásica leyenda del problema délico de duplicar o doblar el área de un cubo. Filoponus cuenta que los atenienses, en el 432 a. C., infectados por esa plaga, fueron a consultar a Platón. Previamente habían consultado al oráculo de Delfos, y Apolo les había dicho que debían duplicar las dimensiones del altar de oro del templo. Fueron incapaces de hacerlo. Platón, el más grande matemático y filósofo de la época, les dijo que estaban siendo castigados por haber descuidado la sublime ciencia de la geometría, y deploró que no hubiera entre todos ellos un solo hombre capaz de resolver el problema. El problema délico, que es nada más y nada menos que la duplicación del cubo, suele confundirse generalmente con el de los cubos de Platón, a tal punto que los autores no
    familiarizados con la matemática los mezclan terriblemente. Click here to read more »

    Las cuatro fugas

    Por supuesto, todos los aficionados a los acertijos conocen el antiguo problema del hombre que tenía que cruzar a un zorro, un ganso y un repollo hasta el otro lado del río en un bote que sólo podía llevar a dos por vez. La historia de las cuatro fugas, igualmente antigua, está construida de manera similar, pero presenta tantas complicaciones que la mejor respuesta, o la más breve, parece haber sido pasada por alto por los matemáticos que se han dedicado al tema. Se dice que cuatro hombres se fugaron con sus amadas, pero al llevar a cabo sus planes se vieron forzados a cruzar un río en un bote que sólo podía llevar a dos personas por vez. En el medio de la corriente, tal como lo muestra la ilustración, había una pequeña isla. Parece que los jóvenes eran tan celosos que ninguno de ellos permitía que su futura esposa permaneciera ni un segundo en compañía de otro hombre u hombres a menos que también él mismo estuviera presente. Click here to read more »

    El acertijo del lingote de oro

    Este acertijo muestra con qué facilidad puede ser engañada una persona cuando compra un lingote de oro. El cuadrado de la ilustración representa el lingote de oro que el granjero acaba de comprarle al desconocido del sombrero de copa. Sus lados están divididos en 24 partes iguales.Si el cuadrado tiene 24 pulgadas de lado, debe contener entonces 24 veces 24, es decir, 576 pulgadas cuadradas. Adviértase la línea diagonal. Cortamos el cuadrado siguiendo esta línea,después desplazamos la pieza superior un espacio a lo largo de la línea inclinada. Si recortamos la pequeña pieza triangular A, que sobresaldrá del lado derecho, podremos colocarla en el espacio triangular B en la esquina superior izquierda. Hemos formado ahora un rectángulo de 23 pulgadas de ancho y 25 pulgadas de altura. ¡Pero 23 veces 25 da tan sólo 575 pulgadas cuadradas! ¿Qué le ocurrió a esa pulgada cuadrada que falta? Se dice que el último volumen escrito por Euclides estaba dedicado por entero a falacias geométricas como esta: problemas y acertijos que contenían errores astutamente disfrazados. Desafortunadamente, esa obra se perdió, pero con seguridad debió haber sido uno de los libros más importantes de este autor…

    El acertijo del Oráculo

    La fe implícita que los antiguos griegos, romanos y egipcios depositaban en los oráculos de sus dioses puede apreciarse cuando advertimos que, desde la declaración de una guerra hasta la venta de una vaca, no se llevaba a cabo ninguna transacción sin el consejo y la aprobación de los oráculos. La famosa pintura de Júpiter en Dodona muestra a dos campesinos consultando al oráculo acerca de algún asunto de poca importancia y, de manera imperiosa, se les ordena que se miren en un espejo. Para ilustrar la sobrecogedora importancia y dignidad, o más bien el misterio que rodeaba las cosas más insignificantes, el dibujo muestra a dos pobres campesinos que desean saber si el gran Júpiter sonreirá de manera auspiciosa ante la compra de un cordero y un cabra. “¡Se reproducirán”, dijo el oráculo, “hasta que las ovejas multiplicadas por las cabras den un producto que, reflejado en el sagrado espejo, muestre el número del rebaño completo!”.
    Hay cierta ambigüedad y cierto misterio en las palabras del oráculo, a pesar de lo cual presentamos el problema a la consideración de nuestros lectores.

    El problema del convento

    El problema de las Monjas en el Convento de Monte Maladetta aparece en casi todas las colecciones de acertijos, pero es muy infantil y la respuesta demasiado débil no llega a satisfacer las expectativas de los aficionados. Recuerdo que la respuesta me desilusionó mucho la primera vez que lo vi, hace ya muchos años, y recuerdo también la afirmación de que el problema era de origen español y se basaba en un incidente ocurrido varios siglos atrás. Recientemente llegó a mis manos una vieja historia española en donde encontré una breve alusión al convento de Monte Maladetta, situado en la montaña del mismo nombre, la cumbre más alta de los Pirineos. Se hace referencia a la ocupación de esa parte del país por invasores franceses que fueron finalmente derrotados y obligados a marcharse a través de ese famoso paso que fue marco de tantas luchas durante más de un siglo. La alusión directa al acertijo se da, no obstante, en el pasaje que dice: “Muchas de las monjas fueron raptadas por los soldados franceses, lo que sin duda dio origen al conocido problema de las monjas del convento de Monte Maladetta”. Click here to read more »

    Pagina 1 de 212
    Uses wordpress plugins developed by www.wpdevelop.com