Chicos Brains por el mundo
18
Lunes
18 de diciembre de 2017
11 :25
Síguenos al día
Siguenos
  • Polls

    ¿Quién es el culpable de la crisis?

    Ver resultados

    Loading ... Loading ...
  • Inicio / Chicos Brains por el mundo

    Chicos Brains por el mundo

    Nos escribe Laura Timón

    ¡Hola a todos! Mi nombre es Laura y hace ya unos cuantos años que dejé el cole, allá por el 2004, cuando Facebook y otras tantas redes sociales no existían, je, je. Cari me propuso escribir mi experiencia desde entonces y aquí estoy.
    El cole me ayudó a sentar las bases para todo lo que he conseguido estos últimos once años. Aprendí metodología de estudio, idiomas y valores muy importantes como el esfuerzo, el trabajo, la confianza y la importancia del trabajo en equipo. Esto último también tuve la suerte, como supongo que muchos de vosotros, de poder desarrollarlo formando parte del equipo de baloncesto.
    Desde muy pronto supe que quería estudiar Derecho y ADE en ICADE (E-3), así que eso hice. Fueron unos años increíbles donde aprendí e hice grandes amigos. Mi idea al empezar la carrera era ser abogada pero desde 1º vi que prefería desarrollar mi carrera profesional en el área empresarial. Sin embargo, estudiar Derecho lo considero un acierto. Al terminar la carrera me uní a una de las grandes firmas de consultoría donde trabajé tres años haciendo proyectos en Europa y Brasil. No puedo negar que la exigencia de este trabajo es alta, pero se aprende mucho y ningún día es igual. El dinamismo y mis compañeros es lo que más valoro de mi trabajo. Tras largas jornadas de trabajo, nervios y algunas risas llegó el MBA. Sin ninguna duda dos de los mejores años de mi vida. Durante estos años he vivido en un entorno internacional donde he aprendido cada día de mis compañeros, profesores y personal de IESE. Muchos casos y horas de estudio que se veían recompensados con millones de planes (conferencias, comidas, cenas, partidos de pádel, viajes a Japón, Ibiza, Costa Brava…), incluso aprendí a esquiar, je, je. Eso sí, casi no me quedaba tiempo para dormir. Click here to read more »

    Aitana y Mireia Martín

    1-. Preséntate

    Hola, me llamo Aitana Martín. Tengo 14 años. Llegué al BRAINS en el 2006, empezando en el colegio de María Lombillo. Al cabo de 4 años, continué secundaria en La Moraleja. Me gusta jugar al baloncesto y al tenis, así como tocar el violín, instrumento que empecé a tocar a los 3 años. Algunas de mis asignaturas favoritas son matemáticas y aquellas relacionadas con la ciencia, aunque también me gustan mucho los idiomas, como el  inglés y el alemán.

    2-. ¿Hace cuánto que te fuiste del colegio?

    Me fui del BRAINS hace 4 meses. En las navidades del 2010.

    3-.¿Qué has hecho con tu vida (estudios) desde entonces?

    Estoy viviendo con mi familia en Australia. Sigo estudiando en un colegio privado de Melbourne. Continúo con el violín y haciendo los deportes que más me gustan, además de disfrutar y hacer turismo en una ciudad tan fantástica como Melbourne. Las asignaturas son bastante parecidas pero con un método mucho más interesante de aprendizaje, lo que hace que se disfrute mucho más estudiando. Algunas de las asignaturas que tengo son cocina, drama y alemán aunque también tenemos algunas más  difíciles como ciencia, matemáticas o inglés (lengua).

    4-. ¿En qué países has vivido o estudiado?

    Estoy viviendo en Melbourne, Australia.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?

    La verdad es que tengo un recuerdo increíble. Estos 4 años en el BRAINS han sido sin duda alguna, los mejores años de mi vida. No solo he aprendido muchísimas cosas, sino que además he disfrutado haciéndolo. He conocido a muchísima gente que sé que nunca perderé. Me he reído y llorado pero de todos y cada uno de los momentos he aprendido algo. Algo que nunca olvidaré y me servirá para toda la vida. Me ha hecho crecer como persona y como estudiante respecto a mi nivel académico. Siempre permanecerá en mí y me quedo con las muchas veces en que todos  lo hemos pasado muy bien.

    6-. ¿Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?

    Bueno la verdad es que tengo muchísimas anécdotas que me han sucedido en estos años, como que una vez a una amiga y a mí se nos cayó la sudadera al váter y llegamos tarde a clase de tecnología. Cuando se lo contamos a nuestra tutora y profesora Paqui, que ya estaba un poco harta de nuestras gamberradas, debió pensar que era la excusa más patética que había oído en su vida pero luego se rió y nosotras nos sentimos aliviadas de que entendiera el accidente ocurrido, ja ja.

    Pero sin duda alguna, si tuviera que quedarme con una anécdota sería la del chicle disparado al pelo de Nuria Casado. Me acuerdo perfectamente de ese día, de todo lo que pasó. Era un día cualquiera después de la semana de exámenes de evaluación cuando yo estaba en 1º de la ESO y nuestra profesora de Naturales, Nuria, nos estaba entregando los exámenes. Cuando tocó el turno de dudas, yo me levanté de mi sitio y me puse a la cola en la mesa del profesor ya que tenía una duda de un ejercicio. Cuando llegó  mi turno, me di cuenta de que tenía un chicle en la boca y para no ser maleducada y hablarle a Nuria masticando chicle, me lo metí en el bolsillo y dejé la mano dentro. Mientras hablaba con Nuria tuve que señalarla el ejercicio al que me refería y sin darme cuenta saqué el dedo del bolsillo en el que estaba el chicle. De repente, no sé ni cómo, el chicle salió volando y disparado de mi bolsillo como si viniera desde la otra punta de la clase y  aterrizó en el pelo de Nuria. Yo no me lo podía creer pero no dije nada esperando que Nuria no se diera cuenta. Desgraciadamente lo hizo y me pidió que me sentara en mi sitio. Pidió a toda la clase que guardáramos silencio y preguntó con un gran enfado que quien había sido el culpable que se había atrevido a tirarle un chicle al pelo. Lógicamente el culpable no aparecía y mientras el enfado de Nuria iba a más, toda la clase nos mirábamos unos a otros sin saber que hacer o que decir. A todo esto, mi corazón iba a mil por hora, no sabía qué hacer y solo deseaba volver atrás en el tiempo y hacer que nada de esto hubiera pasado. Yo quería hacerlo, quería decir que había sido yo, pero ¿cómo? ¿Y qué castigo me caería? ¡Qué vergüenza! Así que decidí esperar un poco más a ver qué pasaba. Nuria, al ver que nadie quería delatarse, tomo una decisión: ¡Como la persona que me ha tirado un chicle no salga ahora mismo, vais todos al examen final! Toda la clase se miraba incrédula y con una cara de temor en los ojos, ya que en el examen final te tienes que examinar de todo el libro, y creo que a ninguno nos apetecía hacer eso. El caso es que yo no podía permitir que todos mis compañeros tuvieran que estudiarse todo el libro por mi culpa, así que decidí decirlo y aceptar las consecuencias. Con un suspiro y muchos nervios, me levanté de mi sitio y dije: “Nuria, he sido yo”. Toda la clase me miraba sin dar crédito y al principio muchos pensaron que solo lo hacía para salvar a la clase del castigo. Nuria me miró y dijo: “No, no, no Aitana. Tú no has podido ser, porque estabas a mi lado, así que por favor siéntate”. Entonces yo respondí: “no, es que tenía el chicle en el bolsillo y al sacar el dedo… ha salido disparado…” Bueno, entonces Nuria con una cara de enfado como nunca la había visto, tiro los libros que estaba sujetando a la mesa y dijo: “¡Ya está bien! Santa Rita ve a buscar a Paqui”. Bueno, al final todo acabó mucho mejor de lo que me esperaba. No me cayó ningún castigo y lo mejor fue que hasta Paqui se rió cuando se enteró. Fue un momento embarazoso y en el que pensaba que se me iba a parar el corazón de los nervios que tenía, pero ahora cuando lo recordamos todos, nos echamos unas risas. Ja ja ja.

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?

    Creo que haber estudiado en el BRAINS me ha ayudado en gran medida. Para empezar, con los idiomas, sobre todo con el inglés. Ahora cuando mis familia y yo hablamos del tema, nos damos cuenta de que si no nos hubieran cambiado de colegio hace 4 años, ahora no podríamos estar aquí estudiando y viviendo en un país en el que solo se habla inglés. Desde primaria he estado con profesores nativos que durante las clases de inglés, no nos permitían hablar español y todo lo que dábamos era en inglés. Eso definitivamente me ha hecho aprender muchísimo inglés sin ni siquiera darme cuenta.

    También creo que ha influido mucho en mi manera de ser porque me ha ayudado a ser mejor persona, a ver el mundo de diferente manera, a aprender que está mal y que está bien y he tenido la oportunidad de conocer a mucha gente con la que he disfrutado mucho.

    Por último, creo que el BRAINS es uno de los mejores colegios que hay y que casi todo  lo que sé se lo debo al haber estado allí. Hay muchísimas cosas que ahora en Australia ya las sé de mis años en el BRAINS, y aunque esto sea en inglés, al fin y al cabo todo viene a ser lo mismo. Respecto a mi currículum, el tener los títulos de los exámenes de Cambridge que el colegio organiza, me ha ayudado para entrar en el colegio en el que estoy ahora. No todos los colegios ofrecen la posibilidad de examinarte de dichos exámenes y de como en mi caso, hacer el First Certificate Exam (FCE) a los 13 años.

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?

    Bueno, yo no he acabado el colegio, pero les diría que aunque a veces es duro, merece la pena estudiar y esforzarse para conseguir tus sueños y que nunca tienes que rendirte.

    También les aconsejaría que si en algún momento de su vida tienen que seguir otro camino y separarse de sus amigos y seres queridos para hacer lo que a ellos les gusta, no duden en hacerlo. A veces, por muy duro que sea, hay oportunidades en la vida que hay que aprovechar porque sabes que van a ser buenas para tu futuro. Y tienen que saber que si son buenos amigos, no les perderán y que por muchos kilómetros que les separen seguirán juntos de alguna manera.

    9-.¿ Deseas comentar algo más?

    Me gustaría agradecer a todos mis profesores así como a mis amigos estos maravillosos años que me han hecho pasar.

    A mis amigos por haberme hecho más fuerte en momentos difíciles y a mis profesores por haberme enseñado tanto y haberme aguantado a mí y mis tonterías;)

    Ha sido genial estar en el BRAINS y decir que os voy a echar muchísimo de menos a todos.

    He aprendido muchísimas cosas que nunca olvidaré. Y todo se lo debo al BRAINS.

    GRACIAS

    Aitana

    Adolfo Carnicero

    1-. Preséntate

    Hola, soy Adolfo Carnicero, chico Brains, como suele decir Paqui por el FACEBOOK, de la promoción de 2003.

    2-. Hace cuánto que te fuiste del colegio?

    Uff, tengo que usar los dedos de las manos y de los pies casi… ya va para casi 8 años que me fui del cole… y parece que ha pasado todo un mundo desde que terminé.

    3-.¿Qué has hecho con tu vida(estudios) desde entonces?

    Desde mucho antes de empezar el Bachillerato ya sabía que quería estudiar Ingeniería Informática, y al llegar a 2º de Bach. no lo dudé ni un segundo, me apunte en la hoja de color rosa Din A3 de selectividad (o PAU como la llamáis ahora) y puse todas las posibles combinaciones de Ingeniería en Informática que había en Madrid, tanto al superior, como las técnicas… solo por si acaso.

    Finalmente me cogieron en la primera que elegí, que fue la Complutense, y estoy encantado de la elección que hice, porque, personalmente, creo que me ha ido muy bien.

    4-. En qué países has vivido o estudiado.

    Pues durante la carrera hice un año de ERASMUS en Alemania, concretamente en Münster, al oeste de Alemania. Es una experiencia increíble, no solo el ERASMUS, sino la oportunidad de haber podido vivir en Alemania, la cual os recomiendo a todos encarecidamente. Es algo que enriquece mucho, y que siendo chico Brains, no fue demasiado difícil desenvolverse allí, sabiendo inglés bastante bien, y un poquillo de alemán.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?

    Muy bueno, la verdad, me acuerdo muchas veces de las clases tan divertidas con los despistes de Pedro, o las clases con Charo diciendo: “Casado estate quieto y presta atención…”

    Pero sobre todo lo que me hace tener un muy buen recuerdo del colegio, es saber que la buena educación que se nos dio de base, sirve para afianzar los conocimientos de la carrera, y sobre todo, saber que la formación en inglés que se me dio, me ha abierto muchas puertas que otros nunca van a tener la oportunidad de abrir, exceptuando claro está a mis siguientes del colegio.

    6-. Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?

    Jejeje, recuerdo una vez en la que Pedro Moreno, estaba girado borrando la pizarra explicándonos algo, mientras se movía borrando la pizarra girado hacia nosotros, siguió borrando la pared y el corcho. Y como esas, otras tantas…

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?

    Como he comentado antes, los idiomas me han abierto un montón de puertas, sobre todo el inglés, tan importante a día de hoy a nivel empresarial, pero sobre todo, en una experiencia como el ERASMUS, y conociendo a otra gente de otros puntos de España y del mundo, te das cuenta de lo bien preparados que salimos del Brains, y de las carencias que tienen otras personas que no han podido disfrutar de la educación que yo he recibido.

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?

    Sinceramente, dos consejos que por suerte yo he descubierto sin que nadie me dijese, pero desde luego daría a todo el mundo que pueda tener las oportunidades que yo he tenido:

    - El primero que se vayan de ERASMUS, aunque tarden un poco más en acabar la carrera por tenerse que ir fuera. Porque a parte de ser una experiencia muy enriquecedora, cuenta mucho para el CV.

    - Y la segunda, es que antes de acabar la carrera, durante e último curso; se intenten hacer unas prácticas en una empresa antes de salir al mercado laboral.. porque tal y como está el panorama laboral actualmente, salir sin ningún tipo de experiencia, no suele servir demasiado para las empresas.

    9-.¿ Deseas comentar algo más?

    Sobre todo disfrutad del último verano después del colegio, os acordareis toda vuestra vida del verano de los 18 años.

    Eva Chen

    1-. Preséntate
    Hola , me llamo Eva Chen y soy una de las ex-alumnas del BRAINS.

    2-. Hace cuánto que te fuiste del colegio?
    Hace ya casi 3 años que me gradué del colegio BRAINS de la Moraleja.

    3-.¿Qué has hecho con tu vida(estudios) desde entonces?
    Me fui a California a hacer la carrera y estoy a punto de graduarme en Junio.

    4-. En qué países has vivido o estudiado.
    He vivido toda mi vida en España pero desde que terminé el colegio llevo 3 años en USA, concretamente en Orange Country.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?
    Muy buenos recuerdos. Aunque fuese un colegio bastante estricto hice muy buenos amigos con los que aún mantengo el contacto e increibles recuerdos que no se me olvidarán nunca.

    6-. Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?
    Las clases de Carlos de Economia a última hora…Con un calor insoportable y ya ganas de siesta difíciles de combatir. De alguna manera Lopi, Antonito o el simple humor bipolar de Carlos acababa haciendo la clase bastante amena.

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?
    La verdad es que bastante. Por mi parte he de decir que siempre he mostrado mucho interés y esfuerzo por aprender nuevos idiomas. El inglés me ha ayudado mucho para la carrera en USA (aunque no me habría venido mal incluso un poco más de ingles intensivo). Ojalá hubiese tenido tiempo para tener al menos una sólida base de Francés. Que pena que haya olvidado casi todo, las clases de francés me encantaban.

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?
    Aunque en comparación con otros amigos de otros colegios os de rabia que ellos tengan notas más altas que vosotros cuando sabéis 100% que curran menos que vosotros… Que no os desanime. Vale la pena la caña que nos meten.

    9-.¿ Deseas comentar algo más?
    Aunque las clases de educacion fisica no fuesen mi momento preferido del día, hecho de menos tener la obligacion de hacer ejercicio todos los dias!! No puedo decir lo mismo de natación….

    Antonio Martín

    1-. Preséntate

    Hola, soy Antonio Martín, antiguo estudiante de Brains. Soy de la generación del 83 y he estado en el colegio desde la guardería CAN, de la Avenida de los Toreros, pasando por los centros de María Lombillo y el de La Moraleja.

    2-. Hace cuánto que te fuiste del colegio?

    Acabé en el año 2001. Fue la primera orla que se celebró en La Moraleja.

    3-.¿Qué has hecho con tu vida (estudios) desde entonces?

    Estudié Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, de Fuenlabrada, y me gradué en 2006. Conseguí una beca de La Caixa y la Agencia Efe. Trabajé en deportes-Madrid casi un año. Después seguí con la beca otro año en Washington y al acabar me contrataron como corresponsal en Los Ángeles.

    4-. En qué países has vivido o estudiado

    Antes de empezar a trabajar, sólo en España.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?

    Un recuerdo inmejorable. Mis mejores amigos son de Brains, y a muchos de ellos los conozco desde los 2 años. Gran parte de mis mejores recuerdos de la infancia e incluso de la adolescencia tienen que ver con Brains. Y especialmente con el baloncesto.

    6-. Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?

    Anécodotas hay miles. Tal vez demasiadas. Con el tiempo tiendes a olvidar los momentos duros, que los hubo, pero también son los menos. No puedo destacar a alguien en concreto por encima del resto porque no sería justo. La gran mayoría de los profesionales de Brains me marcaron de una manera u otra. Pero a gente como Manolo (para mí el fundador siempre será Manolo, no Manuel), Macu, María (limpieza) y profesores como Paqui (Jaén), María Jesús, Pilar (CAN), Fofi, David (De-i-vid), Michael y Raquel siempre los llevaré en el recuerdo.

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?

    Fácil: sin el inglés no estaría donde estoy. Imprescindible.

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?

    Disfrutad y vivid el momento a la vez que os esforzáis y lucháis por dedicaros a lo que más os guste.

    9-.¿ Deseas comentar algo más?

    Espero que el colegio siga funcionando por mucho tiempo y que los estudiantes disfruten de una experiencia tan buena o mejor que la mía.

    Lois Xosé Cociña

    1-. Preséntate

    Lois Xosé Cociña Lava, nacido el 20 de febrero de 1990 en Viveiro (Lugo)

    2-. Hace cuánto que te fuiste del colegio?

    Pues si ahora mismo estoy estudiando tercero de carrera, hace 3 años

    3-.¿Qué has hecho con tu vida(estudios) desde entonces?

    Empecé a estudiar Administración y Dirección de empresas en la Universidad Autónoma de Madrid. Entré en un grupo con un metodología especial, básicamente eramos unos conejillos de indias para el plan Bolonia, estudiamos mezclando el plan nuevo y el antiguo.

    4-. En qué países has vivido o estudiado.

    Ahora mismo estoy estudiando mi año de Erasmus en Dublín, Irlanda. Y en el verano de 2008 estuve trabajando como profesor de gaita gallega en Edimburgo, Escocia.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?

    De mi paso por el Brains, de lo me más me acuerdo es de los profesores, y del Musical del segundo de Bachilleraro, Los Blues Brothers, muchas horas de ensayo.

    6-. Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?

    Hay unas cuantas, pero quizás la que mas me sorprendió fue un día después de la hora de comer subí un poco antes a clase con Alex García para tocar un poco con mi guitarra, (teníamos ensayo del musical después), y mientras estabamos tocando en el pasillo de repente apareció Mike el profesor de inglés, me pidió si podía tocar la guitarra y de repente se puso a tocar flamenco como si hubiera nacido y vivido toda su vida en andalucía realmente sorprendente.

    Hay muchas más anécdotas y mas graciosas pero esa me sorprendió bastante.

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?

    A pesar de llegar al Brains desde un colegio público tenía un nivel de inglés bastante decente y de francés más alto del que había en el colegio. Pero probablemente ambiente de escuchar más inglés en el día a día me ayudase a familiarizarme más con el idioma.

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?

    Menos quejarse y más trabajar, nosotros nos quejabamos mucho, pero a final sacabamos bien las cosas. Es sorprendente cuando con el paso de los años uno se da cuenta de que lo que dicen los profesores es verdad, no hacen incapié en las cosas por capricho, sino porque realmente van a ser útiles para nosotros en un futuro sobretodo hablando a nivel universitario.

    9-.¿ Deseas comentar algo más?

    No, gracias.

    Raquel Montabes

    1-. Preséntate

    Me llamo Raquel Montabes, nací en 1989 y toda mi vida he ido al colegio Brains. Primero estuve en el Brains de María Lombillo, hasta 3º de Primaria. Ese año abrieron el Brains de La Moraleja y me cambié allí, entre otras razones porque mis primas mayores (Olivia y Mónica García Montabes) se trasladaban allí también.

    2-. Hace cuánto que te fuiste del colegio?

    Me fui del colegio hace cuatro años (me gradué en el 2007) y actualmente estoy en mi último año de E4 (Ciencias Empresariales Internacionales) en Icade.

    3-.¿Qué has hecho con tu vida (estudios) desde entonces?

    Durante mi último año en el Brains me presenté a las pruebas de admisión de Icade. Me cogieron para E4, una carrera orientada al extranjero que se cursa dos años en Madrid y dos a elegir entre Irlanda, Inglaterra, Francia, Alemania o Estados Unidos. Al acabar la carrera recibes dos títulos, uno por universidad a la que has asistido, es como si comprimieran los 4 años de cada universidad en 2, es muy intenso pero merece la pena. En mi caso me cogieron para cursar los dos primeros en Dublín y los dos últimos en Madrid. Dentro de los cuatro años que dura, son obligatorios dos periodos de prácticas en empresas. Un periodo de 4 meses en el país extranjero (en segundo año) y otro periodo de 6 meses en España (en tercer año).

    4-. En qué países has vivido o estudiado

    Cuando acabé el último curso en el Brains me fui a Irlanda. Estudié el primer curso entero allí y el segundo año me tocaba la mitad clases y exámenes normales y la mitad mi primer periodo de prácticas (segundo año). En este momento la crisis ya se notaba muchísimo y no encontraban prácticas en la universidad de Dublín (Dublin City Univeristy, DCU) para todos. Yo decidí buscar unas prácticas por mi cuenta y conseguí un puesto en Repsol en Lisboa. Me trasladé de Irlanda a Portugal y estuve allí los 4 meses que duraron las prácticas.

    Cuando acabé allí, volví a España para finalizar mis dos años en Icade.

    5-. ¿Qué recuerdo tienes del BRAINS?

    ¡Pues unos recuerdos buenísimos! Fui muy feliz allí y no recuerdo ni un día que no me apeteciera ir al cole. Hice muy buenos amigos, que de hecho, son los amigos a los que sigo viendo todas las semanas más de una vez! También tengo muy buenos recuerdos de los profesores y de las clases.

    6-. Alguna anécdota especial o recuerdo de algún profesor?

    Podría contar infinitas… Siempre que nos juntamos todos recordamos historias y nos reímos igual que cuando pasó de verdad… Hay profesores e historias que pasarán a la historia! Como la frase de Rachel de “it could be…..but it isn’t!” que toooodos conocemos!

    7-. ¿En qué medida crees que los idiomas estudiados en el BRAINS te han ayudado?

    Tener un buen nivel de inglés fue imprescindible para presentarme a las pruebas de Icade, sin él no me hubieran admitido! El francés era más flojo pero siempre ayuda, y a mí me pedían un tercer idioma en la carrera así que fue bastante útil! El hecho de estar muy orientado a los idiomas, yo creo que influye mucho en la forma de aprender de los alumnos ya que se desarrolla una capacidad para captar nuevos idiomas con facilidad, yo lo experimenté cuando llegué a Portugal y tuve que aprender portugués de la noche a la mañana…!

    8-. ¿Qué consejos darías a los chicos que están hoy en el colegio?

    Que aprovechen mucho la época del cole que es muy divertida y que elijan bien qué quieren estudiar, que cuando sabes qué quieres y te gusta, todo es mucho más fácil!

    9-.¿ Deseas comentar algo más?

    Que me alegro mucho de haber ido al Brains y que me considero muy afortunada de toda la gente que he conocido allí ya que la mayoría forma una parte muy importante en mi vida actualmente!

    Mar Fernández

    “Mein Name ist Mar, wie das Meer aber auf Spanisch.” Creo que esta es la frase que más he repetido en los últimos dos años y en cierto modo refleja mi pasado, mi presente y mi futuro, todo en uno. Crecí en Madrid, lejos del mar y mis padres se encargaron de darme lo mejor que la gran ciudad podía ofrecerme: una educación bilingüe. A pesar de quejarme cada mañana por tener que madrugar, yo era una de esas niñas a las que les gusta ir al colegio, y no solo por lo bien que me lo pasaba con mis amigos. Durante las vacaciones de verano suplantaba esas horas de aprendizaje con los famosos cuadernillos “Vacaciones Santillana”. Pero sin duda la parte más importante de los veranos en Galicia fue, y sigue siendo, la posibilidad de mantenerme en contacto con ese medio líquido que no solo me permitía navegar sino que además ocultaba miles de secretos por descubrir. Aún recuerdo aquellas tardes de recreo en la guardería de Avenida de los Toreros con mis mejores amigos, Egoitz y Marina jugando a ser peces y sirenitas. Los años que pasé en el colegio Brains, que fueron todos los de mi vida escolar, los recuerdo ahora como intensos y emocionantes a pesar de la rutina. Las amistades que forjé durante esos años me enseñaron tanto o más sobre la vida que los temas que estudié en los libros y me agrada pensar que aunque ahora estoy lejos de todos ellos, las buenas amistades aún perduran.

    Cuando terminé el colegio hace ya 7 años, hablaba perfectamente dos idiomas, pero no tenía demasiado claro a qué me quería dedicar. La cuestión rondaba entre ciencias medioambientales, ciencias del mar, biología o arquitectura. Finalmente me decidí por lo más amplio para no cerrarme puertas: biología. A día de hoy puedo decir que fue una de las decisiones más acertadas de toda mi vida. Creo que en esto tuvo mucho que ver Concha, que al estilo “Inception” plantó en mi mente la semilla de una idea: la idea de que la fotosíntesis es el proceso más fascinante que ocurre en la tierra..y en el mar. Si, la idea del mar seguía rondando mi cabeza a pesar de que en toda la carrera tuve una sola asignatura sobre biología marina. Todo cambió cuando en cuarto de carrera decidí irme de Erasmus. La duda en un principio fue si irme a un sitio de habla inglesa donde sabía que no iba a tener problemas, o si debía irme a Alemania a rescatar el alemán que Roland me había enseñado en el cole durante los últimos 4 años. Elegí lo segundo..y qué buena fue la elección! Pasé uno de los mejores años de mi vida en Freiburg, una ciudad preciosa al sur de Alemania, aprendiendo mucho, muchísimo, tanto que al final de cada día me iba a dormir agotada, pero feliz. Es cierto que los primeros meses no era apenas capaz de articular palabra, pero en seguida los conocimientos adquiridos durante mi etapa escolar afloraron de entre mis recuerdos. Conocí gente de todas partes del mundo, por lo que el inglés fue fundamental sobre todo al principio. Después me empeñé en asistir a un curso de Microbiología, todo en alemán, que me obligó de forma agradable a empezar a usar mis nociones del idioma. Todo mejoró cuando me apunté a un curso de Limnología en el lago de Konstanza y me pasé dos semanas solo con alemanes. Ahí fue donde le perdí el miedo a equivocarme y empecé a hablar. Cuando conseguía entenderme con la gente pensaba: “¡Qué orgulloso estaría Roland si me oyese!”, o  ¡Vamos, si esto fuese un examen de Alemán sacaría más de un 54 seguro!”.

    El caso es que Alemania me gustó y aunque regresé a España a terminar la carrera, después de haber probado la independencia, no fue fácil volver al nido, así que con la Licenciatura de Biología debajo del brazo volví a Alemania.

    Esta vez fue a Bremen, cerca del Mar de Norte, donde actualmente vivo. La razón por la que vine aquí hace ya año y medio es por un maravilloso Master que combina lo que siempre me había fascinado, el mar, con mis nuevas inquietudes: los microorganismos y el cambio climático. A día de hoy, hablo sobre ciencia con mis compañeros y tutores en inglés; con mi chico y mis amigos en alemán y cuando llamo a casa en español. Y sé que esta vida trilingüe que me enriquece tanto cada día y que me proporciona placeres insospechados como poder leer libros en su versión original o reírme en diferentes idiomas (jajaja/hahaha), solo es posible gracias a todo lo que aprendí en el colegio. Porque si no pudiera hablar y escribir perfectamente en inglés y desenvolverme con soltura en alemán, no estaría donde estoy y no me iría dos meses este verano al Polo Norte a estudiar las micro-algas que viven en el hielo del Ártico.

    Debería llamar un día a Concha para decirle que tenía razón, que crear azúcares con sol, dióxido de carbono y agua es simplemente fascinante. También debería mandarle un mail a David o a Mabel o a Mr. Lund con mi tesis del master, 67 páginas en inglés. Por supuesto debería llamar a Roland para contarle que me he vuelto como él y no hago más que hablar maravillas de Alemania allí donde vaya y que ahora entiendo los ejemplos que nos ponía en clase. Pero también debería contarles a Marcelo y a Helen que sigo pintando y a Paqui y Jose Luis que cuando los alemanes me preguntan sobre la historia de España sé qué contestarles; o a Ana y  Estefania que he aprendido a resolver ecuaciones en tres idiomas diferentes obteniendo el mismo resultado; o a Jorge Lorenzo y Serafín que sigo haciendo deporte casi a diario y me he vuelto a apuntar a natación; o a Charo que tengo mi estantería alemana llena de clásicos españoles. En definitiva, debería decirles a todos mis maestros, que soy lo que soy y estoy donde estoy gracias a todo lo que aprendí de ellos.

    Quizás ahora penséis que madrugar mañana para ir a clase es un rollo o que tener el viernes un examen de química es lo peor que podría pasaros, pero pensad que en un futuro estaréis hechos de los pedacitos de conocimiento que consigáis guardar en vosotros durante esta época. Pensad que no habrá nada que os abra más puertas que los idiomas, que con ellos podéis llegar todo lo lejos que queráis. No desaprovechéis la oportunidad que vuestros padres os están dando, para que cuando salgáis al mundo real siendo niños Brains tengáis al menos la certeza de que el idioma no será una barrera para vuestros sueños. Soñad lo que queréis ser de mayor, y soñadlo en varios idiomas, porque nunca se sabe en qué idioma tendréis que serlo.

    Uses wordpress plugins developed by www.wpdevelop.com